Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Poema - Muerte

Serio me designan y frio me pintan, Pero mis manos son tu destino, No seré tu abogado ni tu testigo, Soy solo fin en tu camino. Para algunos soy un ídolo, Para otros soy presencia de su desgracia, Soy lo que soy, Pero la inmortalidad no me hace gracia. Mírame en tus sueños, Prepárate a mí, Toma tus pensamientos más añorados, Cierra los ojos y ven conmigo, Al camino final. Muerte susurra el aire, Muerte, anuncia la flor, Muerte llora la vida, Muerte grita el hombre. Mi nombre, Mi insignia, Mi vestuario y hoz, Eso es todo lo que soy.
Shamara Tortosa Artero

Poesía - La Playa de los Sueños

Una inmóvil figura En la arena está sentada Mirando el horizonte Sus sueños, la playa desata En la playa donde Mar y cielo se abrazan Y el agua se convierte en plata Dos amantes se encuentran Que amor eterno se juran A un lado San Lorenzo Que en la noche la playa alumbra Al otro Santa Catalina A quien las estrellas iluminan El mar y la playa A los amantes separan Pero noche tras noche Día tras día Sus sueños persiguen Pese a la lejanía Con la luz del faro Que sigue al día Y a lo lejos aparece Entrando en la bahía Un bajel pirata Que del agua su lata Del saqueo protege De los corsarios quince En su bajel “La Invencible” La playa vigilan Y miles de sirenas Su camino sigue Pero con la luz de su luna Vienen los hombres de fortuna Que los males de la playa Con su “Milagrosa” curan Y en un caldero de hojalata Quince “Brujos” con la cara de plata Con el agua de su playa Las pócimas preparan Llenando de magia su caldero Y la inmóvil figura mira al cielo Junto a la luna y las estrellas Alas blancas y alas negras Del cielo docenas de …

Relato - Perdido en la luz

Lo primero que vio fue la luz, penetrante, deslumbrante. No veía nada más allá, su visión estaba atrapada en una luminosidad como nunca antes había visto. Pasados unos minutos vio algo más, un círculo de oscuridad que mostraba un paisaje. Se aferró a ese punto lejano con desesperación, necesitaba llegar hasta aquella salida, escapar de aquel resplandor que lo cegaba sin compasión. Cuando abrió los ojos, estaba tirado en el suelo. Sentía sus pensamientos pesados, embotados. Tenía ideas pero se negaban a moverse, lo más parecido que se le ocurrió fueron los efectos de una fuerte resaca. Vio lo que le rodeaba aturdido. Estaba en un lugar desconocido. El día era gris plomizo, triste, lluvioso. No reconocía aquel lugar, jamás había visto los arboles ni la hierba seca. Pasaron varios minutos antes de que pudiera incorporarse con esfuerzo, un dolor lacerante recorría hasta el último músculo de su cuerpo. Era como si un martillo hubiera golpeado cada fibra de su ser y lo dejaran tumbado en el d…

Relato-Reflexión - Disfrutemos de las pequeñas cosas

El sol me golpea la cara con la luz y el calor que trasmite cada mañana. A mis pies siento los granos de arena, pequeños, calientes, un suelo que se amolda a cada paso que doy. A mis pies se extiende una inmensidad de color marrón, compuesta por millones de pequeños granos de arena. Me agacho y lo toco, esta suave, cojo un puñado y dejo que lentamente se deslicen entre mis dedos y el viento los convierte en una cortina de arena hasta que tocan el suelo de esta playa. Algunos granos salen volando por la fuerza del viento de levante, intento seguirlos cuando me doy cuenta de que la playa no está sola. En ella veo, en sus laterales, dos castillos que la protegen, eternos centinelas que guardan su orilla, que protegen sus paisajes. Un sonido me distrae de contemplar esas bellas vistas. Los graznidos de las gaviotas que me acompañan, que vienen a disfrutar también de la belleza que se extiende ante mí. Y frente a mí el mar, una mera masa de agua, gotas que se unen, pero una inmensidad inab…