Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2015

Reflexión - Una gran experiencia

Este sábado pasé por una de las mejores experiencias de mi vida, una a la que llevaba mucho tiempo queriendo ir y por fin tuve la oportunidad. Una compañera de clase me dijo que se realizaba una quedada friki este finde y no me lo pensé dos veces, le dije que si enseguida. Tuve que madrugar pero mereció la pena, ya lo creo que sí.
            Os lo contaré con lujo de detalles. Llegué a Jaén a las 9:15 de la mañana, a las 10 o así llegué al recinto de la quedada. Tuve que esperar un poco pero la gente de la asociación Oborus (así se llama, quizás la hayáis oído mencionar) era muy amable  y me sentí a gusto enseguida. Eso no es algo fácil para mí, si bien es cierto que soy una persona abierta también soy muy tímido (vaya contradicción); pero la cosas es que me sentí cómodo desde el primer momento.             Lo primero que pensé al entrar fue que era una pasada. El recinto era enorme: había un gran número de mesas (al menos unas 7) repartidas por la sala, una de ellas estaba llena de ju…

Relato - La Guerra por la Naturaleza

Hace mucho, mucho tiempo, antes de que las historias se convirtieran en leyendas y las leyendas en mitos, los hombres convivían con criaturas increíbles. Cuando un humano paseaba por el bosque no era extraño que se encontrase con centauros, duendes y hadas. Faunos, minotauros, grifos y ninfas saludaban a los hombres dia tras dia. Desde los mares las sirenas y desde los ríos las dríades les daban el agua necesaria para que sus cultivos creciesen fuertes y sanos, para que nada impidiese que los humanos sobreviviesen. Así fueron los años dorados del planeta, en los que hombres y criaturas convivían en paz y armonía, compartiendo el amor por la naturaleza y por la vida del planeta. Parecía que esta paz, esta tranquilidad, jamás acabaría, que nada podría acabar con el amor por la naturaleza. Pero llego el “Progreso”, o al menos así lo llamaban los hombres. Necesitaban espacio, necesitaban recursos, y todo aquello que habían venerado les estorbaba. Ya no paseaban por los bosques, ahora los t…

Relato-Reflexión - El camino mas largo

Aquí estoy, mirando a mí alrededor.  ¿Qué me ha hecho llegar hasta aquí? No lo sé, tampoco me importa. Detrás mía veo el camino que ya he recorrido, en realidad pocos pasos desde que salí, pero algo he recorrido. Pocos pasos desde que me decidiese a adentrarme en el bosque que se abre ante mí. A mis espaldas veo, más allá del camino que ya he recorrido, un llano tranquilo, sencillo, sin árboles que oculten nada,  solamente un extenso mar de verde hierba que se extiende más allá de mi vista.  Hay un camino que dejo a mi espalda, más que un camino es tierra aplastada, bien definido, pero he llegado a su límite. Ahora, delante de mí no veo ese camino, ha desaparecido. Las facilidades han quedado atrás. Delante de mí hay otro camino, uno más inhóspito. La tierra esta revuelta, llena de ramas y de raíces. No es un camino amplio, más bien estrecho, los arboles no permiten que sea más ancho. Bajo mis pies aún están los últimos rastros del camino sencillo, un solo paso más y me adentro en el bos…

Reflexión - El desinterés general por la Búsqueda del conocimiento

Esta vez vengo a hablaros de algo que me ha pasado recientemente, esta mañana sin ir más lejos. Hoy asistí a una conferencia organizada por el departamento de Lengua Española. En dicha conferencia se ha hablado de “el lado positivo de la prefijación negativa”, un tema bastante interesante y que el conferenciante plasmó con exactitud en el plazo de una hora y media.
            Hasta aquí todo bien. El problema, así como el motivo, por el que escribo esto es lo que ha pasado en la conferencia. Varios alumnos, por no decir muchos, se han dedicado a hablar sin parar durante la conferencia. Esto no es solo una falta de respeto por los que hemos asistido porque nos interesa el tema, también es un comportamiento inaceptable hacia el profesor que la impartió. El conferenciante, David Serrano-Dolader, vino expresamente desde Zaragoza con el único objetivo de ayudarnos a aprender; y además de eso nos proporcionó unos apuntes valiosos, que si bien son cortos, van a sernos de mucha ayuda a mis co…

Relato-reflexión - Al Borde del Abismo

No veo nada. No sé dónde estoy, pero siento frio. Todo está oscuro, la oscuridad es tan profunda que devora todo a mí alrededor.             ¿Cómo he llegado aquí? Intento recordar, pero mi mente está embotada. Me cuesta oír y respirar, como si estuviera inmerso en aguas oscuras, como si la nada hubiera devorado todo cuanto conozco. ¿Estaré muerto? No lo sé.             Llevo tanto tiempo en este vacío que he perdido la consciencia del tiempo y la realidad. Solo estamos yo y el silencio, no hay nadie más.             Noto un cambio, apenas perceptible pero está ahí. No es un sonido ni una luz, tampoco una presencia. Solo siento la certeza de que algo  está por ocurrir y ando en las sombras. No hay nada bajo mis pies, pero debo confiar en que no caeré. Solo puedo seguir adelante sin más.             De repente choco contra algo, no sé lo que es pero ya no puedo ir más allá. Toco con las manos lo que me detiene, pero no logro identificarlo. No es frio ni caliente, ni áspero ni rugoso. Es un…

Reflexión - Sistema (Des)educativo

Hace varias semanas, probablemente haya pasado más de un mes, me encontré por Twitter varios tweets en los que un Cactus se quejaba de la educación que había hoy dia. Esos tweets me hicieron pensar, no en ese tema porque llevo mucho tiempo con las mismas quejas, pero si en contaros a vosotros mi verdadera opinión. La verdad es que este es un tema del que no et das cuenta hasta que te quieres dar cuenta. Cuando estamos en el colegio, en el instituto o incluso en el bachillerato no nos paramos a pensar de si nuestro sistema educativo es mejor o peor, solo pensamos que tenemos que estudiar, sacar las mejores notas y no darle vueltas a las cosas. Y ese es un gran error. Porque en realidad este sistema educativo es de todo, menos educativo. Porque el sistema que nos imponen, o mejor dicho que dejamos que nos impongan, no llega a educarnos en ningún momento. Y los exámenes no son más que un método más para afianzar este pensamiento. ¿Por qué no en vez de hacernos exámenes no nos dejan debatir…

Reflexión - Uno más

Hay veces en las que me siento especial, pues no hay otra persona igual a mí. Si, puede que haya muchos otros con mi nombre; pero ninguno será como yo. No pienso que escribir me convierta en alguien mejor, aunque sí es cierto que pocos conozco que quieran dedicarse a esto y merecen mi respeto por ello.             A decir verdad, no hay dos escritores iguales. Si juntases a veinte escritores en una misma sala difícilmente todos escribirían sobre lo mismo; es más, sería una increíble coincidencia que dos de ellos coincidiesen. Incluso entre los escritores de un mismo género (la novela por ejemplo) hay otro elemento diferenciador: la temática, un amplio abanico de oportunidades sobre las que escribir. Terror, aventuras, fantasía, misterio; y esos sólo son unos pocos.             Dejando eso a un lado y en el caso de que haya dos escritores que escriban sobre el mismo tema (por ejemplo el fin del mundo), ¿eso los hace iguales? No, ni mucho menos. A pesar de escribir sobre un tema común su…

Reflexión - Estoy Enamorado

Hoy me he levantado con una pregunta en mi mente, una pregunta que llevo tiempo haciéndome sin saberlo, intentando responderla sin saber siquiera si esa pregunta estaba formulada. Buscaba una respuesta que no sabía que buscaba a una pregunta que no sabía que me hacía. Hoy me he levantado y me he preguntado ¿Estoy enamorado? Por fin he podido formular con palabras esa pregunta, ese sentimiento que me reconcomía por dentro. Y lo gracioso es que la respuesta, esa respuesta que llevo tanto tiempo buscando, ha aparecido de pronto ante mí. Porque a veces, para responder a una pregunta no hay que encontrar la respuesta, sino formular la pregunta. Y vosotros, los que me estáis leyendo, os preguntareis cual es esa respuesta, y puedo deciros que sí, que estoy enamorado. Pero de lo que me he dado cuenta es que no es un amor tradicional, convencional, el amor que nos venden. Porque estoy enamorado, sí, pero ¿de qué? Estoy enamorado de ti, y de mí Estoy enamorado de las noches, y de los días Estoy enam…

Prologo: El Hijo de la Muerte

Nunca admití la existencia de los demonios, para mí solo eran invenciones para asustar a los niños. Siempre pensé que era absurdo que la gente creyera en cosas así, ¿cómo podían creer en algo que no existía? Además si realmente existiera algo parecido alguien habría visto alguno, ¿no? “Uno cree en lo que quiere creer”, me repetí esa frase muchas veces hasta hoy aunque solo sea una verdad a medias. Por aquel entonces pensaba que los demonios eran una tontería y nadie logró convencerme de lo contrario. Tuve que dar con la verdad de frente, entonces entendí lo siguiente: las cosas no son lo que parecen. ¿Qué como estoy tan seguro de eso? Porque aprendí esa lección de la peor manera posible. Siempre fui un chico normal, como tú o como cualquier otra persona, o al menos eso pensaba. Si alguien me hubiera contado lo que voy a revelaros ahora lo habría tomado por loco, no es para menos la verdad. Hay cosas que solo te las crees cuando te suceden a ti mismo. A decir verdad no sé porque escribo e…

Relato-reflexión - Disfrutemos de las pequeñas cosas 2.0

Creo que el sol se alza poderoso en el cielo, pero no puedo ver nada más que los rayos que se cuelan entre las verdes hojas de la cúpula de árboles que se yerguen sobre mí. Miro a mi alrededor, no veo más que el marrón de los troncos y el verde de las hojas. Oigo a lo lejos el trinar de un pájaro que sobrevuela libremente las copas de los árboles, el ligero murmullo del agua correr en algún riachuelo cercano. Tal vez si fuese a visitarlo me encontraría con un cervatillo bebiendo agua, o con cualquier otro animal. O tal vez vea que la naturaleza no es tan caótica y salvaje como nos la pintan, tal vez vea al reino animal bebiendo tranquilamente, sin asustarse, huyendo si ven aparecer al único gran depredador que los cazaría a todos sin compasión, el hombre. Lejos queda ya ese día en el que, sin saber cómo ni porque, olvidando lo que tuviese que hacer, que aún hoy no he conseguido recordarlo, me senté sobre las arenas de una playa dejando que el tiempo y el mundo corriesen libres. Mucho t…